La NOM 035 desde la perspectiva de la cultura organizacional

Febrero 18 / 2020

Yvette Mucharraz y Cano

Profesor del área de Dirección de Personal

Yvette Mucharraz y Cano

Profesor del área de Dirección de Personal

Febrero 18 / 2020

 

La adopción de la NOM 035 centra la atención en la responsabilidad que tiene la empresa de mantener un entorno organizacional favorable que promueva el bienestar de los colaboradores.

Las empresas son responsables de abordar y prevenir aspectos como el estrés laboral, el hostigamiento, los riesgos que corren los trabajadores en el desempeño de sus funciones y las cargas de trabajo excesivas.

La NOM 035, como se le conoce en nombre corto, presenta una oportunidad de generar mecanismos para que la responsabilidad por generar entornos organizacionales favorables sea la norma y no la excepción.

Apenas hace un par de siglos en el mundo se empezó a generar conciencia sobre la importancia del entorno laboral. Fue como consecuencia de los movimientos sindicales que se dieron en la Revolución Industrial en Europa, que las empresas empezaron a tomar medidas para preservar la salud de los trabajadores y prevenir accidentes, así como para regular las jornadas de trabajo y evitar la explotación y el trabajo infantil. En México, a partir de la Constitución de 1917, se incluyeron aspectos laborales en la legislación. Ha habido desde entonces cambios significativos en las condiciones de trabajo, pero su evolución continúa. En el siglo XXI la responsabilidad para las empresas se extiende y también aborda la salud emocional, la reducción del stress, la afectación por eventos traumáticos, mobbing (bullying laboral) y el acoso.

La Norma Oficial Mexicana 035 se inserta en el conjunto de normas que buscan garantizar la seguridad y la salud en los centros de trabajo en todo el país. Se cuenta actualmente con cerca de 40 normas oficiales que rigen todos los aspectos relacionados con el trabajo. Estas normas han sido documentadas por una serie de entidades gubernamentales con el apoyo de expertos en la materia. Una de estas entidades ha sido la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), que también está facultada para asegurar su cumplimiento.

Emitida en 2018, la Norma Oficial Mexicana NOM-035-STPS-2018, Factores de riesgo psicosocial en el trabajo – Identificación, análisis y prevención, es sin embargo, una medida innovadora. Hasta entonces, el enfoque en la seguridad e higiene estaba principalmente orientado a salvaguardar la integridad física. La NOM 035 abrió la puerta a un nuevo enfoque, atendiendo también la salud emocional y mental de las personas.

La respuesta de las empresas a esta norma de aplicación general y obligatoria a todos los centros de trabajo se puede abordar desde la perspectiva del cumplimiento para evitar una sanción económica, o puede ser vista como una oportunidad para transformar la cultura de las organizaciones a favor del bienestar. La correcta aplicación de la norma permite a las empresas crear un ambiente de trabajo que genere mayor productividad y lealtad entre sus empleados, además de atraer y retener al mejor talento en el mercado.

 

2ª Etapa de implementación

 

Como se sabe, la NOM 035 entró en vigor en dos etapas. La primera entró en vigor el 23 de octubre de 2019, y para entonces las empresas mexicanas debían contar con una política de prevención de riesgos psicosociales y violencia laboral con la correspondiente difusión al personal, además de las medidas de prevención, y haber identificado a los trabajadores expuestos a acontecimientos traumáticos severos mediante la aplicación de un cuestionario para este fin.

Es decir, en la política deben quedar establecidos los principios y procedimientos para la identificación, análisis y prevención de riesgos psicosociales, así como para la promoción de un entorno organizacional favorable por cada centro de trabajo. Es decir, las empresas que tienen presencia a nivel nacional, requieren asegurarse que cada uno de los centros de trabajo cumpla con las disposiciones referidas.

La segunda etapa entrará en vigor el 23 de octubre de 2020, y en ella las empresas deberán haber identificado y analizado los factores de riesgo psicosocial en cada centro de trabajo, evaluado el entorno organizacional, creado medidas y acciones de control y contado con exámenes médicos y un registro de ello.

La NOM 035 se diseñó para ser aplicada de acuerdo con el tamaño de las empresas. La segmentación considera organizaciones de 1 a 15 empleados, de 16 a 50 y de más de 50 trabajadores. La guía informativa describe la aplicación a cada tamaño de empresa (https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/503381/NOM035_guia.pdf). A partir de los 50 empleados se debe cumplir con el total de las obligaciones descritas.

A fin de dar la atención necesaria, en las guías de referencia publicadas la norma provee los cuestionarios que buscan identificar a los empleados que hayan sufrido acontecimientos traumáticos severos. Estos pueden estar relacionados por ejemplo con accidentes, desastres o por haber sido víctimas de la violencia o la inseguridad.

Parte del proceso implica el resguardo de la información que se obtiene a lo largo del diagnóstico, así como respecto a los exámenes médicos o evaluaciones psicológicas que se solicitan para las empresas de más de 50 empleados.

Como se ha mencionado, este año el enfoque para las empresas está también orientado a la evaluación del entorno organizacional, así como en la definición de medidas para promover un ambiente de trabajo favorable, la capacitación y la comunicación de los resultados a los trabajadores.

 

El diagnóstico

 

Existen dos instrumentos de medición, el primero para diagnosticar acontecimientos traumáticos severos y el segundo para analizar el entorno organizacional. Por ejemplo, el primer cuestionario pregunta directamente si el empleado presenció o sufrió alguna vez, por motivo del trabajo un accidente, asalto, actos violentos que derivaron en lesiones graves, secuestro, amenazas o cualquier otro que pusiera en riesgo su vida o salud. En caso afirmativo, va más a fondo para evaluar si la persona requiere ser canalizada y reciba la atención necesaria.

En cuanto al cuestionario de factores de riesgo psicosocial para diagnosticar a la organización, se incluyen preguntas referentes al espacio de trabajo, al esfuerzo físico requerido, a la posibilidad de accidentes y si se aplican las normas de seguridad y salud. Adicionalmente, también se pregunta sobre las cargas de trabajo y las jornadas laborales, o si es responsable de valores de la compañía o sobre el trato que recibe de sus supervisores, entre otros aspectos.

Este diagnóstico del centro de trabajo permite identificar las condiciones prevalecientes y desarrollar acciones dirigidas a la mejora del entorno laboral, y a la prevención de riesgos. Las empresas que operan en México tienen la oportunidad de transformar o fortalecer la cultura organizacional a partir de los hallazgos derivados de la aplicación de la NOM 035.

Un estudio que anualmente elabora entre sus miembros la OCDE mide cuánto tiempo trabajan las personas anualmente. México está desde hace algunos años en el último lugar del listado global, pues sus habitantes laboran más horas al día que los demás países miembros.

Al cumplir con la NOM 035, las empresas tienen la oportunidad de potenciar las capacidades de la organización a través de buenas prácticas que favorezcan el bienestar. Al ocuparse de la salud emocional de los colaboradores, las compañías generan un vínculo más sólido capaz de atraer y retener al mejor talento.

 

[También te puede interesar: NOM-035 Factores de seguridad psicosocial]

Febrero 18 / 2020

Newsletter

Otros autores
Profesor del área de Factor Humano
Profesor del área de Dirección de Operaciones
Profesor del área de Dirección Financiera