fbpx

Factores que detonan la decisión de emprender

Agosto 30 / 2018

José Elías González Rogel

Profesor del área de Dirección Financiera

José Elías González Rogel

Profesor del área de Dirección Financiera

Agosto 30 / 2018

​¿Quiénes son, cómo piensan y cómo actúan los emprendedores? Son preguntas clave dentro de la investigación del emprendimiento. Es necesario saber por qué algunas personas están más interesadas que otras en arriesgarse a nuevos retos empresariales. ¿Qué detona su decisión de emprender?

Una persona emprendedora posee una mentalidad particular que le permite identificar oportunidades que los demás no ven y  decide actuar para aprovecharlas. En su estudio, se han definido tres grupos de factores que influyen de forma determinante en las personas emprendedoras:

  • Factores socio-demográficos.
  • Rasgos de personalidad.
  • Factores cognitivos.

Factores socio-demográficos

A principios de la década de los 80, algunos investigadores comenzaron a preguntarse por qué algunas personas deciden emprender y otras no. Desde entonces se ha tratado de responder qué factor o combinación de factores provocan a quienes lo hacen.

Los primeros estudios se centraron en entender si los factores socio-demográficos, como edad, género, nivel educativo o experiencia profesional, explicaban esta decisión.

Muy pronto confirmaron que, el género (femenino o masculino) no tiene ninguna incidencia, pero sí la tiene la edad. El Longitudinal Study of Deliberate Practice among Small Business Owners demostró que a partir de la mayoría de edad (18 años en América Latina) y hasta los 25 años, el interés por emprender es más alto. Después esta propensión disminuye conforme pasan los años, hasta que después de los 50 aumenta nuevamente.

Otros factores, como disponer de mayor tiempo, poca experiencia y menos obligaciones personales y profesionales, influyen en el deseo de emprender en los jóvenes. De los 25 a 50 años, se tiene menos interés por emprender debido a factores asociados a compromisos familiares y falta de disponibilidad de tiempo. Pero, a los 50 años, empieza a crecer la necesidad de desarrollar nuevos proyectos como resultado de un empleo de transición o “trabajo puente”.

Otro criterio que se estudió en un inicio fue la experiencia profesional. Se ha demostrado que entre más años de experiencia profesional se tiene, uno es menos propenso a emprender. Mientras más se conoce sobre un tema, se genera exceso de confianza que reduce la calidad de sus decisiones. De igual forma, los años de estudio y el nivel académico también influyen en la tendencia hacia el emprendimiento.

Los rasgos de la personalidad emprendedora

Estos elementos tienen que ver con la forma de ser de los emprendedores. Se ha demostrado que los emprendedores se sienten más cómodos con la incertidumbre y la ambigüedad que el resto. En general, son más propensos a tomar riesgos calculados.

Esto no los hace mejores o peores en comparación con el resto de los individuos. Podríamos decir que están programados de una forma que los hace más aptos para decidir arrancar un negocio.

Durante los últimos 30 años se ha probado que también son:

  • Creativos.
  • Innovadores.
  • Fuertes.
  • Determinados.
  • Comparten la necesidad de logro, autonomía e independencia.
  • Tienen una elevada autoestima.

Factores cognitivos

Los factores cognitivos son aquellos relacionados con la forma en la que los emprendedores aprenden, perciben la realidad e influyen en la forma en la que actúan.

  • Los individuos con mentalidad emprendedora generalizan u obtienen conclusiones sobre la realidad a partir de unas cuantas observaciones o experiencias.
  • Además están permanentemente en estado de alerta de nuevas oportunidades de negocio.

Asimismo, las investigaciones sobre el tema han demostrado que los emprendedores requieren menos información para actuar que el resto. Esto se debe a que confían en el conocimiento que han obtenido mediante:

  • La experiencia profesional y personal.
  • La educación.
  • Sus redes sociales de cooperación y confianza.

¿Se nace emprendedor o se aprende?

Los investigadores han concluido que algunos de los factores que influyen en la decisión de emprender son maleables y otros no. Así, por un lado, la formación académica y la manera en la que los emprendedores generalizan se pueden aprender.

Sin embargo, por otro lado, los rasgos de la personalidad emprendedora no son moldeables. El temperamento y la propensión o adversidad al riesgo, nos hacen más o menos tolerantes a la incertidumbre y, por consecuencia, más o menos propensos a emprender.

¿Existen otros factores que influyen en la decisión de emprender?

Las investigaciones más recientes sobre el tema se centran en entender si los hábitos también influyen para decidir arrancar un negocio. Los hábitos son acciones que se realizan tantas veces que se vuelven costumbre.

Se estima que algunos de ellos, como la paciencia que requiere resistir ante la adversidad o la paciencia que demanda acometer un nuevo proyecto, influyen en las personas para decantarse por un negocio propio en lugar de emplearse. Estos hábitos tienen la ventaja de ser maleables y pueden ser aprendidos.

De cara al futuro

Durante las cinco décadas más recientes, los investigadores han tratado de identificar los factores, patrones y características de los emprendedores. El objetivo es entender mejor sus mecanismos cognitivos y micromentales.

Se ha avanzado tratando de entender la complejidad de esta “caja negra.” Sin embargo, tomará más tiempo lograr total claridad sobre todas y cada una de las variables internas y externas que influyen.

Fuentes:
*Baron, R. A. (1998). Cognitive mechanisms in entrepreneurship: Why and when entrepreneurs think differently than other people. Journal of Business Venturing, 13(4), 275–294.
*Busenitz, L. W., Iii, G. P. W., Chandler, G. N., & Zacharakis, A. (2003). Entrepreneurship Research in Emergence: Past Trends and Future Directions. Journal of Management, 29(3), 285–308.
*MacMillan, I. C., & McGrath, R. G. (2000). The Entrepreneurial Mindset: Strategies for Continuously Creating Opportunity in an Age of Uncertain. Harvard Business School Press Books.
*Naumann, C. (2017). Entrepreneurial Mindset: A Synthetic Literature Review. Entrepreneurial Busi-Ness and Economics Review, 5(53), 149–172.

Agosto 30 / 2018

Newsletter

Otros autores
Director del área de Dirección de Operaciones
Profesor del área de Dirección de Operaciones